¿Has sentido que no rindes como quieres en el trabajo? 

Lejos de volverte la típica máquina que no para de ir de un lugar a otro, queremos proponerte cinco trucos naturales para tener más energía y al mismo tiempo cuidar de tu salud mental evitando consumir sustancias que pueden resultar adictivas y que solo te dan energía momentánea para pegarte un bajón el resto del día.

2. CUIDA TU ALIMENTACIÓN

 

Hay una lista interminable de frutas, verduras y carnes que proveen nutrientes según tus necesidades, aunque los expertos destacan desde años el ajo, la cebolla y el limón como los alimentos estrella que en pequeñas dosis te harán tener una vida más activa.

Recuerda, equilibrio y moderación son la clave.

¡Te recomendamos un smoothie que puede ayudarte!

 

Ingredientes

  • 1 taza de yogur natural bajo en grasa
  • 2 zanahorias medianas
  • 4 plátanos dominicos
  • 15 fresas
  • ½ taza de agua natural o jugo de naranja

Mezcla todo en la licuadora y tendrás más energía para empezar tus días.

3. TOMA MÁS AGUA

 

Las personas que beben menos agua pierden energía e incluso el buen humor.

El cerebro está compuesto en un 75 % de agua, por lo que su funcionamiento necesita de una buena cantidad de agua, sobre todo para mantener la memoria.

Si quieres beber más agua algunos trucos son:

 

  • Agregar trozos de fruta para hacer infusiones.
  • Llevar la cuenta de las veces que bebes agua con una app.
  • Usar la técnica pomodoro donde por cada hora de trabajo te das una pausa de cinco minutos y bebes unos sorbos de agua.
  • Llevar tu botella de agua reutilizable contigo, pues evita que constantemente tengas que llenar un vaso.
4. SIGUE UNA RUTINA

 

Puede ser lo más aburrido, pero seguir una rutina, incluso los fines de semana, permite al cuerpo humano tomar decisiones más rápido. 

Esto sucede porque repetir nuestras actividades a determinadas horas del día evita la necesidad de planificar cada paso del día y sobre todo genera patrones fijos biológicos que tu cuerpo puede repetir continuamente.

Si quieres empezar una rutina te recomendamos:

 

1.- Conocerte a ti mismo: Saber lo que te gusta, si eres una persona que duerme tarde es mejor tener la ropa, bolsas y almuerzos listos para mañana y dormir más.

 

2.- Determina que quieres hacer: Prioriza aquello que quieres lograr día a día, con expectativas de la vida diaria, no a largo plazo.

 

3.- Hazlo fácil: Haz que empezar sea fácil, si quieres levantarte temprano intenta sentarte al despertar primero. Si quieres hacer ejercicio, coloca tus instrumentos o zapatillas cerca de tu cama los primeros días para vencer tus hábitos.

 

4.- Ejecuta: No esperes cambiar de la noche a la mañana, sin embargo toma la decisión y cuando veas que no sigues tu rutina al pie de la letra, no te desanimes, vuelvelo a intentar. Como dice Jordan peterson, actúa como una persona que se preocupa por el bienestar de tus amigos, no como un tirano de tu nueva vida. 

 

5.- Visualiza: Haz una guía visual de tus logros. Puedes usar un calendario, con cuentas de dos colores o con aplicaciones que te pueden ayudar a ver el alcance de tus esfuerzos.

5. EVITA OBSESIONARTE

 

Desde luego es difícil, pero mejorar la salud mental y físicamente no es hacer un maratón, es un estilo de vida. Lo importante no es obsesionarse por llegar a las metas, sino aprender a decir que no en algunos momentos.

Ya sea que tus propios hábitos, tu ritmo de vida o responsabilidades presenten un peligro para tu salud o que tu vida social necesite una pausa, la única solución es tener en claro cuáles son tus prioridades y actuar en consecuencia.

Ya lo decían, para la perfección se necesita pensar poco, hablar poco y hacer mucho. Así que ya sabes por dónde empezar para ir a por ello.

¡Hasta la próxima!

Subscríbete a nuestra Newsletter

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y novedades de nuestro espacio.

¡Perfecto! Pronto tendrás noticias nuestras ;)

Share This